Mi corazon

mi corazon

Esa noche en que el fuego nos iluminaba
te tuve junto a mi y te poseí entre mis brazos
sentí tu piel que ardía junto a la mía
y disfrute ese instante como adivinando que no volverías…

Ahora no me quieres y me dices porquería.
Siento caer la noche y esta fría como aquella,
en la cual tus brazos me dieron amor al yo temblar,
no temblaba de frío, sino de pensar que la próxima mañana no estarías
y así fue, tal como llegaste partiste sin decir donde irías.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *