La enseñanza de la decepción

Pesimista y realista, me cansé del juego de buscar lo que significa lo mismo. Y como aprendiz, el primer lugar al vacío. Busqué lo parecido a ti, ni un sueño ni pesadilla. Estaba despierta por ti. Mi leyenda olvidada escrita en el árbol. Defectuosos pero nuestros nombres escritos. No te molestes en comunicar tu nuevo mundo, lo sé por terceros. Que decir nunca, es prohibido por adelantarse y confesarse en el cínico que te convertiste. Por siempre jamás, qué extraño país en el que me llevaste volar y sólo era un ocaso.

Mi itinerario en la curación se dedica. Ya no más noticias de lo que me cambiaste como un objeto que terminó siendo una reliquia.

Estudiante aplicada para sorprender al primer lugar, qué falsedad e hipocresía durante poco más de dos meses. Recogeré la estima pisoteada.
Los ruejos de que se detenga el reloj provienen de aquí, fíjate que no pido que vuelvas a donde yo. Alma dejada, no te rindas porque dice volví.

Diez intentos y reglas rotas porque eran para mi protección. Y Tú con el gesto preguntando qué pasó como si te importara, mirándome con ese verde color en tus ojos. Estudiante aplicada, que intentó de todo y obtuvo seis en esfuerzo.

Escrito por Melanie.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *