Escolios de un Amor

Arráncame las notas
más tristes de mi alma,
arranca los versos
que escribí en tu espalda

Arráncame del corazón
tus dulces palabras
que fueron esperanza
y hoy son decepción

Arranca mi voz
que ya no sirve
si no te habla,
arranca mis oídos
inútiles que no te oyen

Arranca mis labios
que nunca seran el beso
por el que le rece a Dios

Y arranca pues todo de mí
que nada soy sin ti,
pero conserva mi recuerdo
para que otras parejas hablen de amor.

por Francisco Rubio

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *